EMBARAZO EN ADOLESCENTES:


Nos referimos a embarazo en adolescentes, a aquel embarazo que se produce en niñas adolescentes. Lamentablemente este tipo de embarazo, es cada vez más frecuente según estudios realizados.
El embarazo en adolescentes es un producto de la patología social: negligencia paterna, carencia afectiva, inseguridad, pobreza, ignorancia, violencia. El embarazo y la maternidad en la adolescencia tienen un alto carácter peyorativo, tanto para la misma joven como para su hijo si la gestación llega a término. Las dificultades son numerosas, a corto y a largo plazo: el adolescente es frágil y se vuelve más frágil aun por el embarazo; el pronostico medico, escolar, familiar y profesional resulta sobrio, al igual que el futuro del niño y la relación madre-hijo; los embarazos seguidos y demasiado precoces constituyen un factor de alto riesgo y la joven madre tiene pocas probabilidades de llegar a formar un día una familia estable, o incluso de llegar a obtener un estatuto de autonomía social.
Más que por razones de inmadurez biológica o psicológica de la joven adolescente, estas maternidades parecen tan difíciles de asumir debido a que nuestro sistema social mantiene contradicciones respecto a los adolescentes. La joven puede concebir un hijo y darlo a luz, pero no esta preparada por una educación, una madurez social y una autonomía suficientes para criarlo sin dificultad.
CONSECUENCIAS DEL EMBARAZO EN ADOLESCENTES:
La joven corre el riesgo de experimentar anemia, preeclamsia y complicaciones en el parto, así como un alto riesgo de mortalidad propia durante el embarazo.

  • Los bebés de madres adolescentes tiene una alta tasa de mortalidad al igual que pueden experimentar mal formaciones congénitas, problemas de desarrollo, retraso mental, ceguera, epilepsia o parálisis cerebral.





  • Otra consecuencia del embarazo en edades tempranas es el riesgo de aborto.
  • Las muchachas embarazadas tienen pocas probabilidades de continuar sus estudios, lo que ocasiona que no tengas una carrera que les permita vivir de manera decorosa.
Paralelo a lo anterior, se deduce lo siguiente:
1. Existe un desconocimiento de los signos de embarazo.
2. Una dificultad de comunicárselo a la familia.
3. Una falta de posibilidades económicas, deseos expresados de tener el hijo y una ambivalencia en relación con este hecho.
4. Falta de consultas apropiadas donde consejos y las soluciones les puedan ser facilitados.






MEDIDAS PARA PREVENIR LOS EMBARAZOS EN ADOLESCENTES:

  • Prevención primaria: es el conjunto de medidas que tienden a evitar que llegue a producirse un fenómeno no deseable. En este nivel hay que evitar el embarazo. Puede intentarse poniendo en acción medidas de orden general, educativas o sociales, dirigidas a todos los jóvenes; puede intentarse también una acción mucho más amplia, a nivel comunitario, para modificar ciertos comportamientos sociales que fomentan la actividad sexual y los embarazos de las jóvenes. También se debe dirigir la acción hacia los que tienen la responsabilidad educativa (familia, maestros). Entre las medidas generales es necesario trabajar sobre la educación de la responsabilidad sexual y el poner a disposición de los jóvenes medios de control de fertilidad.


  • Prevención secundaria: acciones encaminadas a limitar la gravedad del problema que ya se ha iniciado. Este supone cuando el embarazo ya se ha iniciado la continuación del embarazo hasta su término. Se debe asegurar una evolución satisfactoria del embarazo para el equilibrio psíquico de la madre; preparar el nacimiento; aportar una ayuda a las familias de los jóvenes padres, al mismo joven padre si se conoce y está decidido asumir su paternidad.

  • Prevención terciaria: consiste en el conjunto de medidas que cuando el fenómeno ya se ha producido, tiene por finalidad limitar sus consecuencias a largo plazo así como las secuelas y reincidencias.

CONCLUSIONES:
La adolescente embarazada es la presa de la hipocresía de una sociedad que perdona sus actividades sexuales y condena su embarazo. Consciente o inconscientemente, deliberadamente o por impotencia, se da mayor libertad sexual a los jóvenes, pero la sociedad permanece o vuelve a ser repentinamente moralizadora y represiva frente a las consecuencias de dicha libertad. Achacar la culpabilidad y la responsabilidad a la adolescente evita a los adultos el preguntarse por su propia responsabilidad y culpabilidad. El rechazo es la reacción más cómoda; se pone una simple etiqueta, a fin de no ver que se trata de un problema más general.
Por otra parte, la reacción de padre y madre al enterarse del embarazo de la hija. Hay poca comprensión y ayuda afectuosa. Lo que primero acude al ánimo de los padres no es tanto que ocurre con su hija sino que va ocurrirles a ellos. Esta herida paterna profunda da lugar enseguida a severos e irracionales reproches. Ante esto la joven se siente sola para asumir el conflicto y con una gran carga de culpabilidad. A veces, la revelación del embarazo da lugar a un violento enfrentamiento entre los mismos padres. Esta es una actitud inmediatista, epidérmica e impulsiva que casi todos lo padres adoptan.


BIBLIOGRAFIA:Gerendas, M. Sileo (1992), "Embarazo en la Adolescencia"Monroy de V. A; Morales G. y Velasco M.L. (1988), "Fecundidad en la adolescencia, causas, riesgos y opciones"Gutiérrez, M. (s.f.) "Embarazo Adolescente", Monografias.com

COMENTARIOS:

El embarazo en adolescentes es un problema que hoy nos afecta a todos los adolescentes ya que si no tenemos la información sobre esta situación podríamos ser causantes de que una novia quede envarazada. Sabiendo las consecuencias de tener relaciones sexuales sin protección nos permite tener conciencia real sobre nuestros actos y ser responsables para evitar enbarazos no deseados.
Publicado por: FELIPE BENITEZ YAM.


Este tema es muy importante ya que debemos conocer las consecuencias de no tener responsabilidad a la hora de tener relaciiones sexuales. La mujer es la que recibe las consecuencias de un embarazo ya que el hombre o "novio" no tiene que cargar la "verguenza" y sobre la que debe hacer sacrificios (como dejar la escuela, problemas en casa, etc), es la mujer. Lo importante es tener información y ser responsables de nuestros actos y decisiones y no ceder ante las presiones de las amigas o novio.
Comentario de: Rosa E. Varela Paredes.

Cuando una joven se embaraza la sociedad la rechaza y se culpa solo a ella de ese hecho; se olvida la particiación del novio que fue el otro responsable.Los padres, en la mayoría de los casos actúan de manera negativa ante esta situación complicando más el negro panorama de su hija. El embarazo en adolescentes se da por la poca o mala información que tenemos sobre los metodos anticonceptivos y su correcto uso. Propongo que nuestros padres tengan "clases" de sexualidad para que puedan platicar de estos temas con suficiente información.
Publicado por: Juan José Santiago Nava.